que es el tdah

El artículo sobre TDA/H que estabas buscando

¿Sabías que puedes confundir el TDA/H con déficits de audición, visión o motrices en tu rutina escolar?

De hecho el 98% de niños con altas capacidades son diagnosticados erróneamente con TDA/H

Esto es vergonzoso…

Por esto escribí este artículo, para que aprendas más sobre TDA/H y sepas si tus alumnos tienen este transtorno o no.

Puedes ir directamente al tema de tu interés aquí:

¿Qué es realmente el TDA/H?

El TDAH son las siglas de Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad.

Se trata de un trastorno de carácter neurobiológico que implica un patrón de déficit de atención, hiperactividad y/o impulsividad.

Es decir, las personas que estén diagnosticados con TDA/H tienden a perder la atención en lo que están haciendo, se desesperan fácilmente y son muy inquietos

TDA/H en niños

El niño con este trastorno tiene dificultades para seleccionar el foco relevante de atención, (no sabe a qué tiene que atender).

Presenta lentitud en las tareas motrices y en las tareas cognitivas, se distrae con facilidad, aunque este último punto se puede deber a que tu clase es aburrida, pero más adelante hablaré de esto.

Tratamientos para el trastorno de déficit de atención con hiperactividad

Pese a que pueda existir sospecha clínica en niños de menos de 6 años el diagnóstico de este trastorno requiere haber superado esta edad.

Es decir, ningún niño puede ser diagnosticado con TDA/H si tiene menos de 6 años

Algunos de los tratamientos para el TDA/H son:

  • Terapias alternativas
  • Grupo de apoyo
  • Terapia cognitivo-conductual
  • Manejo de la ira
  • Orientación
  • Psico-educación
  • Terapia familiar
  • Potenciadores cognitivos
  • Antihipertensivo
  • Psicólogo clínico
  • Psiquiatra
  • Pediatra
  • Médico de atención primaria

 

Causas del TDA/H

Las causas del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad es algo incierto todavía hoy en día.

Se trata de un trastorno neurobiológico heterogéneo y complejo, que no puede explicarse por una única causa, sino por una serie de condiciones genéticas junto con otros factores ambientales.

Factores genéticos

Se han llevado a cabo estudios en familias, gemelos y niños adoptados, que han revelado que la genética juega un papel muy importante en la transmisión del TDAH entre generaciones.

Se estima que el 76% de las causas del TDAH puede atribuirse a factores genéticos.

Según los estudios, los familiares de las personas con TDAH tienen cinco veces más probabilidades de presentar el trastorno, que las personas sin antecedentes familiares.

Además, se ha señalado en otros estudios, que la frecuencia del TDAH es mayor en los familiares biológicos de aquellos que padecen el trastorno, que en los familiares adoptivos.

Factores ambientales

Se han asociado una serie de factores ambientales como factores de riesgo de padecer el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, principalmente, durante el embarazo, el parto, y después del parto.

Se consideran factores ambientales:

Principalmente: nacimiento prematuro, encefalopatía hipóxico-isquémica (síndrome que se manifiesta en la primera semana de vida producido por la disminución del aporte de oxígeno (O2) o la reducción mantenida del flujo sanguíneo cerebral), bajo peso al nacimiento y consumo de tabaco y alcohol durante el embarazo.

Otros: consumo de heroína y cocaína durante el embarazo, exposición intrauterina al plomo y el zinc, traumatismos craneoencefálicos en la primera infancia, infecciones del sistema nervioso central o la adversidad psicosocial.

Factores psicosociales

Los factores psicosociales no se consideran críticos en la etiología del TDAH, es decir, que no se cree que sean factores determinantes, aunque sí desempeñan un papel importante en el trastorno y sobre todo, suponen una oportunidad para la intervención.

Así, algunos investigadores se han centrado en la familia, sobre todo en los factores contextuales (estrés, desavenencias matrimoniales o trastornos psicopatológicos de los padres) y la interacción entre padres e hijos.

Características particulares del TDA/H

De la diversidad de manifestaciones del TDAH se diferencian tres presentaciones según el manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales:

Presentación predominante de falta de atención – La conducta prevalente es el déficit de atención.

Presentación predominante hiperactividad/impulsividad – La conducta prevalente es la hiperactividad y/o impulsividad

Presentación combinada déficit de atención e hiperactividad/impulsividad – Presentan los tres síntomas nucleares (déficit de atención, hiperactividad e impulsividad)

El trastorno suele comenzar en la niñez y puede persistir hasta la edad adulta.

Puede ocasionar baja autoestima, problemas en las relaciones y dificultades en la escuela o el trabajo.

Si bien el tratamiento puede ayudar, esta enfermedad no tiene cura.

El trastorno puede durar años o toda la vida y como lo mencionamos anteriormente requiere diagnóstico médico.
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

 

Síntomas principales

Los síntomas del TDAH son independientes unos de otros.

Es decir, no todos los niños/personas con el trastorno manifiestan los mismos síntomas ni con la misma intensidad.

Incluso un niño con TDAH puede manifestar sólo uno de estos tres síntomas.

Los síntomas principales son:

Comportamiento: agresión, excitabilidad, falta de autocontrol, hiperactividad, impulsividad, irritabilidad, moverse nerviosamente o repetición persistente de palabras o acciones

Cognitivos: corto período de atención, dificultad para enfocarse, distracción, olvido o problema para prestar atención

Estado de ánimo: aburrimiento, altibajos emocionales, ansiedad, enfado o entusiasmo

También comunes: depresión o discapacidad de aprendizaje.

A la hora de distinguir entre un niño con TDAH y un niño sin TDAH, es importante tener en cuenta la cantidad e intensidad de los síntomas y su permanencia en el tiempo y en diferentes situaciones.

En los casos de TDAH, las conductas hiperactivas e impulsivas, así como los síntomas de inatención, son:

  • Más intensos de lo que se espera
  • Se manifiestan en más de un lugar (colegio, casa, etc.)
  • Suelen prolongarse por más de seis meses.

Conoce más síntomas que te ayudarán a detectar el TDAH aquí

Recomendaciones para maestros y padres de niños con TDA/H

Cómo hablamos anteriormente los niños con este trastorno pueden presentar una marcada dificultad en la concentración para realizar tareas.

Por ello podrás notar que les parece complicado realizar y terminar tareas como los deberes, preparar exámenes o recoger sus cosas.

Sin embargo, puedes ayudar a los niños cambiando la manera en que te comunicas con ellos.

La comunicación con los niños con déficit de atención debe de ser SIEMPRE muy clara y muy pero muy corta.

Su cerebro no puede retener todos los elementos de frases largas y elaboradas, se pierde en las palabras.

La mayoría de los maestros o padres usan frases largas como la siguiente:

“Alejandro fíjate bien lo que vamos a hacer, a continuación vamos a tomar una hoja de papel y tu estuche de colores, los vas a traer a tu mesa y vas hacer un dibujo de tu familia”

¡Esto jamás va funcionar si quieres hacer que estudie!

Es demasiada información y sin duda NO hará lo que le haz pedido.

Y seguramente notarás que cuando estás diciendo “lo que vamos a hacer” ella o él ya están distraídos.

En este caso la mejor estrategia para que el niño con TDAH te ponga atención sería:

  1. “Alejandro, toma una hoja de papel” acercándote al lugar dónde están las hojas de papel y señalándola.
  2. Cuando la tome:“ Toma tu estuche de colores” (señalándolo)
  3. Hasta que lo haga di,“Ve a tu mesa y siéntate”,
  4. Y cuando este sentado,“Dibuja a tu familia”.

¿Te das cuenta que en este ejemplo las instrucciones son mucho más directas, claras y cortas?

¡Esto es un ingrediente de la fórmula secreta para implementar con éxito actividades para niños con déficit de atención!
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Cómo Implementar Actividades para Niños con TDAH (Guía para Maestros)
Cómo Implementar Actividades para Niños con TDAH (Guía para Maestros)

 

¿Adultos con TDAH?

El TDAH se ha considerado durante mucho tiempo un trastorno propio de la infancia y de la adolescencia, pero los síntomas y el impacto funcional del TDAH no siempre desaparecen al pasar a la edad adulta

El trastorno puede persistir en más del 50% de los casos. Se asocia con un impacto importante a nivel clínico, funcional y de calidad de vida.

Un estudio epidemiológico realizado a nivel internacional en la población general, señala que la prevalencia del TDAH en adultos es del 3,4%.

Sin embargo, la realidad es que la mayoría de estos adultos con TDAH no están diagnosticados correctamente.

¿Cómo se presenta el TDAH en adultos?

El TDAH en adultos es muy diferente al TDAH en niños.

En parte porque hay una notable reducción de la sintomatología hiperactiva respecto al déficit de atención.

En el paso de la infancia a la edad adulta, disminuyen los síntomas de hiperactividad que se pueden manifestar en inquietud.

Mientras que los síntomas de inatención se suelen manifestar en dificultades a la hora de llevar a cabo tareas (cumplir plazos de entrega, centrarse en una tarea concreta…) que pueden afectar su funcionalidad en varios aspectos de la vida.

El diagnóstico en adultos resulta complicado debido a la comorbilidad, es decir, la coexistencia con otras patologías psiquiátricas.

Ya que los síntomas del TDAH se pueden solapar con los de los otros trastornos como trastorno por abuso de sustancias, trastornos de ansiedad y del ánimo.

Síntomas del TDAH en adultos

Hiperactividad

La hiperactividad aunque menos presente en esta etapa de la vida, se puede transformar en:

– una actividad constante
– horarios sobrecargados
– elegir trabajos que les requiera una mayor ocupación
– pueden convertirse en adictos al trabajo

Déficit de atención

El déficit de atención, más marcado en esta etapa de la vida, se manifiesta en:

– problemas de atención y concentración
– desorganización e incapacidad para organizar trabajos o tareas
– dificultad para iniciar y finalizar proyectos
– problemas de gestión del tiempo
– facilidad para olvidarse de las cosas

El déficit de atención se manifiesta principalmente en las actividades que requieren un mayor nivel de atención y concentración en el tiempo.

En general, les lleva a ser poco organizados e inconsistentes, por lo que pueden tener más problemas en el entorno laboral.

Impulsividad

En cuanto a la impulsividad en la edad adulta, se caracteriza frecuentemente de la forma siguiente:

– terminar las relaciones prematuramente
– cambiar de trabajo constantemente
– carecer de paciencia para distintas actividades
– perder el control
– conducir de forma temeraria (con un mayor porcentaje de accidentes)
– alto número de multas
– consumo de tóxicos

Los síntomas de impulsividad en la edad adulta tienen un fuerte impacto en la vida familiar, laboral y social.

 

Conclusiones

Pese a la alta prevalencia del TDAH, nos encontramos ante una realidad social de desconocimiento sobre el trastorno.

En un estudio realizado en España con el objetivo de conocer el grado de conocimiento sobre el TDAH de la población general, solamente un 4% de los encuestados reconocían el término TDAH y un 33% consideraba que el TDAH se debía a un entorno familiar o escolar desorganizado.

La falta de formación, información y atención en las escuelas sobre el TDAH tiene consecuencias negativas directas sobre los niños, sus familiares, amigos y otras personas de su entorno, que sufren el estigma, la insensibilidad y la falta de consideración hacia el trastorno.

Ahora me gustaría saber si te quedaron dudas sobre el TDA/H, escríbelas en el área de comentarios.

Deja un comentario